Leucocitos, vacunas y pruebas.

Esta entrada es la transcripción de un hilo en Twitter de Alberto García-Salido (@Nopanaden) que podéis leer aquí (en castellano).

 Hilo

Imagina que eres un leucocito y mañana tienes examen.
¿Asignatura?
«#SARSCOV2».
Quizá te pongas nervioso porque lo «nuevo» te hace dudar.
Te ofrecen dos tipos de test.
Uno como los de siempre, no sabes lo que cae.
En el otro te dicen la pregunta que debes responder.
¿Qué haces?

Una de las cosas más sorprendentes de las nuevas vacunas de ARNm es su elevada eficacia.
Valores superiores al 90%.
Fliping.
Al tiempo en otras más clásicas, como la de Oxford, oscila en valores del 70-90%.
¿Tiene eso motivo?

Vuelvo al tema examen, porque es en ese punto donde está una de las claves para entender el por qué de esta diferencia.
Tiene truqui.
La vacuna de ARNm para el leucocito es hacer el examen con instrucciones.
Le han chivado las preguntas.
Me explico.

Las vacunas clásicas (VC a partir de ahora) suelen usar virus atenuados/modificados para disparar la adquisición de respuesta inmunitaria.
Los leucocitos reciben ese virus.
Lo descuartizan.
Como atún de almadraba.
Y exponen sus componentes hasta determinar qué han de seleccionar.

Todos sabemos que limpiar el atún es un arte complejo.
Lleva su tiempo y requiere de experiencia, agilidad, a veces juventud y de vez en cuando atractivo.

Bueno, lo del atractivo es prescindible.

La cosa: las VC suponen un «examen» para el sistema inmunitario que debe ser propietario de suficiente armonía y agilidad como para destilar una respuesta efectiva.
De ahí en parte la menor eficacia y efectividad.
Por eso los críos son tan buenos respondedores.
Leucos ágiles.

En el caso de las vacunas de ARNm la cosa es distinta. Se inyectan instrucciones que permitirán producir JUSTO la proteína contra la que interesa hacer anticuerpos y respuesta celular. Leucocito, te lo ponen a huevo. Eres el Felipe II de los leucocitos. ¿O era Fernando VII?

Con el ARNm termina circulando una porción del virus.
Una proteína de las 30 que más o menos tiene #SARSCOV2
Al leucocito le limpian el atún y le dejan el solomillo para que lo disfrute.
La vacuna solomillo hace el examen más sencillo.
(El sistema inmunitario rima a veces).

Además ese ARNm desaparece.
Lo que se usa para producir proteína se degrada.
Lo que no se ha utilizado también.
Es como los mensajes de “Misión Imposible” pero en ARNm.
Pam.
Leucocito Tom Cruise.

Así que para este examen parece que los leucocitos aprobarán casi todos.
Saben qué les van a preguntar.
Atún y proteínas.
Habrá que estar atentos a las notas y ver cómo se toma #SARSCOV2 la cosa.
Nadie quiere ir a septiembre ni pensar en 2022.

 

 ¿Entonces ?

He traducido este hilo al francés y catalán y lo he puesto en este blog con el consentimiento del autor, puesto que me pareció que da unas explicaciones muy claras al comparar las vacunas con un examen sabiendo o no las respuestas. Es la base de una vacuna: dar a nuestro Sistema Inmunitario los medios para, cuando esté enfrente de la enfermedad, saber dar una respuesta. Enseñamos así a nuestro cuerpo a reaccionar frente a enfermedades peligrosas o que pueden traernos secuelas importantes. Las vacunas ARNm son más rápidas que las clásicas, así, nuestro sistema inmunitario recibe una «píldora mágica» que le enseña a reaccionar directamente.

Y vosotros, ¿qué pensáis de esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.